Foto de un mural dentro del monasterio de los Jerónimos. Texto (arriba izquierda):

Do meu País querido

A praia ainda beijei

E o velho e amigo cedro

No vale ainda abracei!

 

Nesta alma regelada

Surgiu ainda o gozo,

E um sonho le sorriu

Fugaz, mas amoroso.

 

Oh, foi sonho da infáncia

Desse momento o sonho!

Paz e esperança vinham

Ao coração tristonho.

 

As o sonhar que monta,

Se passa, e não conforta?

Minha alma deu em terra,

Como se fosse morta.

 

Foi a esperança nuvem,

Que o vento some á tarde:

Facho de guerra aceso

Em labaredas arde!

 

Do fratricídio a luva

irmão a irmão lançara,

E o grito: ai do vencido!

Nos montes retumbara.

 

As armas se hão cruzado:

O pó mordeu o forte;

Caiu: dorme tranquilo:

Deu-lhe repouso a morte.

 

Alexandre Herculano (1832)

 

  •  Mi traducción:

De mi amado país

hasta la playa besé

y al viejo y amigo cedro

¡aún en el valle abracé!

 

En esta congelada alma

surgió también el gozo,

y un sueño le sonrió

Fugaz, pero amoroso.

 

Oh, fue el sueño de infancia

¡de ese momento ensoñación!

Paz y esperanza venían

al triste corazón

 

Pero el soñar se sobrepone

Se pasa, y no consuela

Mi alma dió en la tierra

como si estuviese muerta

 

Fue la esperanza nube,

que el viento sometió a la tarde:

Antorcha de guerra encendida

¡Envuelta en llamas arde!

 

Del fraticidio el guante

que hermano a hermano lanzara,

Y el grito: ¡ay del vencido!

En los montes retumbara

 

Las armas se han cruzado:

El polvo mordió el fuerte;

Cayó: duerme tranquilo:

Le dió reposo la muerte.

 

 



About these ads